Este artículo se reproduce con expresa autorización de su autor.  Fue publicado originalmente en:
Actas del I Congreso Internacional ‘Educación, Lenguaje y Sociedad’
Instituto de Análisis Semiótico del Discurso, Univ. Nac. de La Pampa. Santa Rosa 2004. ISBN 950-863-061-2

   

INTENTOS DE RECUPERACIÓN 

DE LA LENGUA MAPUCHE

 EN LA PROVINCIA DE CHUBUT

  Antonio Díaz-Fernández
Ministerio de Educación, Chubut

 1    Introducción

Las variedades de la lengua mapuche o mapuzungun en Chubut están en avanzado proceso de muerte ya que cuentan sólo con hablantes terminales los que constituyen un ínfimo porcentaje de los habitantes de cada comunidad aborigen (cf. Díaz-Fernández 2000, 2002 y 2003). En este trabajo pretendo analizar las experiencias ensayadas para revitalizar el mapuzungun surgidas tanto de la comunidad educativa como de la sociedad aborigen.

2    Desaparición del mapuzungun en Chubut

2.0    La desaparición de una lengua es un proceso complejo que ocurre de manera gradual hasta llegar a concretarse e involucra diferentes variables tanto lingüísticas, como sociales, políticas, etc. Siguiendo a A. Giacalone Ramat (1983), se puede establecer dos etapas en el proceso desaparición del mapuzungun: ‘desplazamiento’ y ‘muerte de lengua’.

2.1    Desplazamiento de lengua

Giacalone Ramat define este fenómeno como “…  the change of habits by a linguistic community as it gradually substitutes one linguistic variety of traditional use with another variety, either long present in the community itself or newly introduced”  [“… el cambio de hábitos en una comunidad lingüística en la medida que sustituye gradualmente una variedad lingüística de uso tradicional por otra variedad, sea ya presente desde hace tiempo en la comunidad o sea recientemente introducida”]  (Giacalone Ramat 1983: 495).

Desde los primeros contactos los conquistadores hispanos lucharon por imponer la nueva lengua sobre la sociedad indígena. Después de su independencia Argentina y Chile lucharon por afirmarse como estados y entre las estrategias empleadas se destacan la imposición del español y la decisión de asimilar a las sociedades indígenas, lo cual se concretó invadiendo sus territorios, deportando y desterrando comunidades, desmembrando familias, cometiendo genocidio e imponiendo la cultura dominante, i.e. etnocidio. Estos factores contribuyeron en gran mediada al desplazamiento de lengua vernácula y a la imposición del español en el seno de la sociedad mapuche.

Entre los factores extralingüísticos que operaron para desplazar al mapuzungun de las comunidades mapuches en la provincia de Chubut se pueden mencionar:
a) La vergüenza étnica;  b) Los cambios políticos y económicos;   c) La urbanización; d) La escolarización; e) La prohibición del uso de la lengua.

2.2    Muerte de lengua

La autora mencionada define a esta parte del proceso como “... the disappearance of a variety from a certain geographic area: death usually implies substitution of the dead language with another one, unless the community itself is suppressed by violence: it can be seen then as the terminal stage of language shift” [“... la desaparición de una variedad de cierta área geográfica: la muerte siempre implica substitución de la lengua muerta por otra, a menos que la comunidad misma haya sido eliminada por violencia: se la puede ver como el estadio terminal del desplazamiento de lengua.”] (Giacalone Ramat 1983:  495). La situación de muerte de lengua implica, según B. Schlieben-Lange (in Giacalone Ramat 1983: 499) los siguientes factores: a) reducción del uso de la lengua; b) bajo prestigio de la variedad lingüística; c) ausencia de instituciones que puedan pautar una norma. Si bien en Argentina muy pocas lenguas autóctonas cuentan con programas de educación bilingüe, generalmente surgida por gestiones y deseos de la comunidad, no es éste el caso del mapuzungun en Chubut y creo que en ninguna otra zona araucanófona.

2.3    Pérdida de lengua

Otro fenómeno a tener en cuenta es la ‘pérdida de lengua’ que alude a “… individual cases not only in aphasia, but also when competence of a language changes away from given norms, i.e. when someone rules or lexical items of a language are forgotten” [casos individuales no solo afasia, sino cuando la competencia lingüística se aparta de las normas, i.e. cuando un individuo olvida las reglas o léxico de una lengua] (Giacalone Ramat 1983: 495). He comprobado con asaz frecuencia este fenómeno en el discurso de individuos bilingües coordinados donde se observa fluctuación fonológica, vacilación morfológica y olvido léxico momentáneo o permanente, fenómenos característicos del proceso de muerte de lengua.

2.4    Deseo de revitalización

Frente a esta situación de muerte, las generaciones jóvenes de esta etnia últimamente se han planteado la necesidad de recuperar el idioma ancestral. No obstante la lengua tiene escasos ámbitos de uso, tales como ceremonias y actos reivindicatorios, urbanos o rurales, pero  no son suficientes para evitar la desaparición de las variedades del  mapuzungun en Chubut.

3    Recuperación lingüística

3.1    El fenómeno de recuperación lingüística es complejo y al respecto consideramos dos situaciones: revitalización y resurrección de lengua:

3.2    Resurrección de lengua se refiere al hecho de volver a emplearse una variedad que había muerto y no era empleada más como medio de interacción por una comunidad, por ejemplo el hebreo, que permaneció en estado fósil durante unos 2.500 años, pudo ser resucitado en el s. XIX ya que hubo una voluntad política fuerte y coherente además de una voluntad popular, ya que la lengua era una parte fundamental de la identidad nacional y de su reivindicación como pueblo. Otro caso actual es el cornwallés (Cornish), lengua celta desaparecida en el S. O. de Inglaterra alrededor de 1850.

3.3    Revitalización de lengua se refiere al fortalecimiento y adecuación de una variedad que aún cuenta con algunos hablantes aún cuando ésta ya no se emplee en la comunicación cotidiana y sólo tenga un uso esporádico, como en el caso de las variedades del mapuzungun en Chubut.

3.3.1    El hecho que haya una voluntad parcial dentro de los miembros de la etnia mapuche no es una garantía suficiente para concretar una total recuperación de su lengua, pues el estado se mantiene ausente y no brinda ningún tipo de apoyo a modo de reparación histórica o reivindicación que ayude a la concreción de tan anhelado objetivo, y aunque no necesariamente la presencia del estado es la pieza clave para la recuperación de la lengua sería un factor importante en cuanto a viabilizar la infraestructura que la posibilite

4    Intentos de recuperación de la lengua mapuche

4.1    En los últimos años, debido a una toma de conciencia del peligro de extinción de las variedades de la lengua mapuche en Chubut, se realizaron intentos de enseñanza en algunas escuelas situadas en comunidades aborígenes, donde se nombraron algunos hablantes ancianos como maestros de lengua ad hoc. Todas las experiencias han sido aisladas y efímeras, y surgieron por la inquietud y preocupación de los docentes o de la comunidad educativa. En ningún caso los docentes de “grado” tenían conocimiento de la lengua vernácula, ni experiencia en la enseñanza de una segunda lengua.

4.2    En algunas comunidades se dieron estas experiencias piloto, pero sin alcanzar los objetivos propuestos. Estas  experiencias  llevadas  a cabo son las siguientes:

    Escuela      Comunidad                    Maestro ad hoc                                    Período    
       38           Cushamen Centro      Dominga Meli (bilingüe eficiente)              2002
       63           Chacay Oeste            Paulina Cual (bilingüe deficiente)               1990-91
       69           Cushamen                 Florentino Marinao (bilingüe deficiente)     1987-1988
       99           Costa del Lepá           Una docente de grado                              ? 1992
     107           Nahuelpán                 Laureano Antieco (bilingüe eficiente)         ca. 1995
     114           Lago Rosario             Mercedes Nahuelpán (bilingüe eficiente)    1990-1995
                                                      Rosaria Cayecul (bilingüe eficiente)           2000-2002
     129           Aldea Epulef              Hortensia Coñopán (bilingüe eficiente)       ca. 1992


4.3    Alrededor de 1998 dos docentes de ascendencia mapuche, con un conocimiento sumamente elemental de la lengua vernácula habían presentado proyectos de talleres de lengua y fueron aprobado  por el Ministerio de Educación provincial por un año, esos casos fueron las escuelas 69 de Colonia Cushamen y 137 de Costa del Chubut, pero tampoco pasaron de ser efímeras experiencias.

4.4    En centros urbanos las generaciones jóvenes comenzaron a sentir la necesidad de recuperar la lengua ancestral y con ese objetivo se organizaron grupos de enseñanza con mapuche-hablantes, tanto a través de entidades oficiales como en forma independiente de lo institucional. A continuación enumero las experiencias de las que tengo noticias:

    a)     En la ciudad de Trelew:

        1) la Escuela Tata Ancamil, dirigido por Josefa Lienqueo (bilingüe deficiente) hasta 2002 (fecha de su deceso).  

        2) el grupo Küme Peñi, a cargo de Manuela Tomas (bilingüe deficiente) en la Dirección Municipal de Cultura.

        3) el grupo Pu Peñi  dirigido por  Elsa Cayupán (bilingüe deficiente)

    b)    En la ciudad de Comodoro Rivadavia:

        1) un taller auspiciado por la agrupación Ñamkulawen, a cargo del Mag. Eduardo Bibiloni de la Universidad Nacional de la Patagonia y Liliana Ancalao, profesora de ascendencia mapuche no vernáculo-hablante.

        2) otros grupos menores cuyos nombres desconozco

    c)     En las ciudades de Puerto Madryn y Rawson: en algún momento hubo pequeños grupos de aprendizaje.

    d)      En la ciudad de Esquel:
Aquí tendría que  sumar mi propio curso de lengua en la ciudad de Esquel, llevando a cabo entre 1991-2000 en la Dirección Municipal de Cultura, que entre 1999-2000 contó con el acompañamiento de un bilingüe eficiente, don Lorenzo Quilaqueo.

4.5    Durante 1997, la sede Esquel de la Iglesia Luterana Unida llevó a cabo en Cushamen Centro, departamento homónimo, el proyecto "Recuperación de lengua",  financiado por el  INAI, en el cual he participado en carácter de técnico y docente de lengua mapuche. El proyecto consistió en enseñar lo básico de la lengua y la gramática  a un grupo de miembros de la comunidad apuntando a la formación de formadores. En esta experiencia estuve acompañado y supervisado por dos hablantes competentes, los señores Demetrio Miranda (fallecido en 2003) y Remigio Huanquilef (fallecido en noviembre de 1997, antes de terminarse el proyecto). Ambos se mostraron favorables al proyecto y contentos frente a este paso inicial de una posible revitalización de la lengua ancestral. Lamentablemente, hay que sumar  esta experiencia a la larga lista mencionada, pues no tuvo continuidad y las expectativas de la gente quedaron frustradas.

4.6    Por otro lado los miembros de organizaciones y grupos urbanos de reivindicación cultural realizan transferencias y cambio de código en su discurso como un débil intento de utilización de la lengua. a) Las transferencias no sólo corresponden a términos culturales específicos, tales como nuestro wall mapu ‘nuestro territorio’, kamaruko ‘ceremonia religiosa’, longko ‘jefe de la comunidad, cacique’, etc., sino también a lexemas no específicos culturalmente, tales como el peñi ‘el hermano’, una lamwen ‘una hermana’, una papay ‘una señora’, nuestro kimün ‘nuestra sabiduría’, etc. b) el cambio de código normalmente ocurre con fórmulas de saludos y alguna pregunta muy general, generalmente no más de esto. Todos estos recursos son estrategias de afirmación étnica frente a la sociedad dominante. c) a veces se dan transferencias de lexemas de las variedades transandinas, principalmente de Cautín y Malleco. Generalmente incluyen neologismos, aunque no exclusivamente, e.g.: itrofill mongen ‘biodiversidad’, nuestro tuwün ‘nuestro origen’, küpal ‘raza’, etc.

5    Falencias en los proyectos de revitalización lingüística

5.1    N. Dorian (1987) que estudió la situación de muerte una variedad del gaélico escocés, concluye que los efectos de los esfuerzos por salvar la lengua mediante cursos resultaron más bien negativos que adecuados para  el objetivo propuesto y afirma que la revitalización de la lengua, si bien no es imposible, es poco probable y enumera una serie de factores negativos que obstaculizaron el intento de revitalización de la variedad East Sutherland del gaélico escocés, como así del gaélico irlandés.

5.1.1    A la luz de los casos estudiados por Dorian analizo las experiencias de enseñanza del mapuzungun en Chubut:  
    
    a) La falta de una ortografía estándar: si bien en la Araucanía trasandina se han desarrollado  programas de educación bilingüe y hay una mayor difusión de textos en la vernácula producido por autores nativos, no obstante no hay un alfabeto único y compiten por su predominio dos: el alfabeto Unificado, establecido en 1986 y el Ranguileo, este último usado preferentemente por grupos de reivindicación étnica, aunque también ocurren variaciones o transiciones entre ambos. Los mapuche-hablantes que sobreviven en Chubut –algunos analfabetos y otros escasamente alfabetizados, sólo manejan un mapuzungun oral e incluso muchos de ellos creen que no es posible escribir la vernácula. Los ‘cursos’ urbanos llevado a cabo por ancianos mapuches, si es que escriben, emplean una ortografía vacilante e incoherente, normalmente siguiendo al castellano, e.g. el uso de c, qu, hu, etc. que obviamente no refleja la realidad fonológica de la lengua vernácula, pues no pueden transcribir los fonemas que no tienen correlato con el castellano y en consecuencia guía a una pronunciación equivocada al aprendiz de la lengua, aún cuando el docente ad hoc bilingüe pronuncie correctamente. En un caso en Trelew se apuntaba a una lengua oral, ya que la ‘docente mapuche’ es analfabeta, pero los alumnos reclamaban la representación gráfica de la lengua y finalmente el grupo se disolvió. Esta situación de falta de uso escrito de la lengua en Chubut resulta negativo para un proceso de enseñanza de la misma pues crea confusión y falta de seguridad entre aquellos que intentan aprender el mapuzungun.

    b) la escasa escolarización de los bilingües sobrevivientes: tanto en las comunidades rurales, como en centros urbanos se escogieron bilingües con diferentes grados de competencia para establecerlos como maestros ad hoc, pero el resultado no fue el esperado, tal como lo demostraron las experiencias llevadas a cabo. En muchos casos se recurrió a bilingües deficientes o si fueron eficientes en su infancia llevan más de 40 años de urbanización sin practicar la lengua en forma cotidiana. Los bilingües deficientes en muchos casos han sido considerados como hablantes fluidos por los funcionarios o personas que los han propuesto para docente porque saben cantar en la lengua vernácula, se han expresado de alguna manera en ella sin que los oyentes, que desconocen el mapuzungun, pudieran determinar el grado de bilingüismo del individuo en cuestión.  Esta realidad hace que los  maestros ad hoc no están capacitados para participar en un proyecto de esta envergadura en roles protagónicos  por las siguientes razones principales:

        b-1) no pueden ocupar un rol en la codificación de la lengua: escritura, estandarización, normatización, etc., por falta de un conocimiento lingüístico y reflexivo de la vernácula, por su escasa alfabetización o por un conocimiento incompleto de la lengua, caso de los bilingües deficientes.

        b-2) no pueden ocupar el rol docente ya que no tienen manejo de grupo y carecen de toda metodología necesaria para ello (cf. supra Acuña & Menegotto y Sims). Normalmente estos ‘maestros’ focalizan su enseñanza en lexemas y expresiones ‘frases u oraciones’ de las cuales brindan una traducción aproximada y no analizan ni pueden explicar las estructuras gramaticales,  tampoco pueden realizar el feedback ni establecer ningún tipo de práctica oral ni escrita, se limitan más bien a una sesión expositiva del bilingüe.
    
    c) la avanzada edad de los bilingües sobrevivientes: esto es otro factor negativo, pues crea una barrera generacional entre ellos y aquellos que desean aprender la lengua vernácula, ya que los mapuche-hablantes tienen una idea de trabajo de aula y actitudes muy diferentes a las de la realidad aúlica, no es la misma experiencia que ellos tuvieron en su infancia. Esto también resulta negativo pues a veces conflictúan con los alumnos.

    d) La diferencia dialectal: la falta de una norma estándar resulta negativo porque el bilingüe que oficia de docente generalmente no acepta la variedad y considera incorrecta formas divergentes de la suya, por ello las corrige y acompaña de juicios valorativos sobre los otros hablantes poniendo en tela de juicio la competencia de esos. Una de mis informantes siempre me marcaba la diferencia entre su forma de hablar y la de los ‘chilenos’ a la que descalificaba o la de hablantes de otras comunidades a quienes consideraba que no hablaban correctamente. Esta situación dificulta, desanima o hasta crea una sensación de duda o descrédito en la clase, cuando hablantes nativos presentes o ausentes descalifican los contenidos transmitidos en ella.

5.2    Como se puede apreciar la situación es altamente compleja y no es fácil predecir el éxito o el fracaso de la revitalización lingüística de una variedad, pues por tratarse de un hecho voluntario es posible que algunos individuos puedan lograr diferentes grados de competencia en la vernácula, pero jamás se hablará la lengua en una región compacta como en la antigüedad, pues aquellos posibles nuevos hablantes seguirán insertos y diseminados dentro de una sociedad  hegemónica portadora de otra lengua. Por otro lado Dorian señala que aún cuando la situación fuera favorable para revertir el estado de una lengua amenazada, el éxito seria casi imposible, pues el período de tiempo necesario para crear la infraestructura de soporte para revitalizar una variedad: crear una ortografía estándar, producción de textos, diseñar contenidos curriculares, formar maestros, etc., coincidiría con la muerte de los últimos vernáculo-hablantes de la variedad regional debido a su avanzada edad (vide Dorian 1987: 61), y  aún cuando las generaciones jóvenes, eventualmente adquirieran esa variedad ya no tendrían con quien interactuar, y automáticamente sería reemplazado por algún otro dialecto vivo.

6    Conclusiones

6.1    No obstante todas las acciones realizadas en búsqueda de la revitalización de la lengua mapuche en Chubut, no pasaron de ser experiencias aisladas y tuvieron las siguientes características:

    a) carecieron de metodología y sistematización
    b) carecieron de un currículum y objetivos específicos
    c) carecieron de una escritura coherente
    d) carecieron de un feedback
    e) no se tuvo en cuenta la variación dialectal
    f) no se tuvo en cuenta el grado de competencia del bilingüe
 
6.2    En general como lo señalan Acuña y Menegotto “... los proyectos de enseñanza del mapuche no suelen tener en cuenta las metodologías de enseñanza de lenguas extranjeras" (Acuña & Menegotto 1993: 17). Asimismo hay que señalar que estos esfuerzos no estuvieron enmarcados dentro de una política educativa ni institucional que hubiera permitido cristalizar los objetivos deseados o algún tipo de seguimiento, orientación ni tutoría..

6.3    El único caso en esta provincia que contó con un trabajo técnico fue el llevado a cabo en Cushamen Centro en 1997, arriba mencionado, donde trabajé como docente, pero que lamentablemente no tuvo continuidad.

6.4    Independiente de las conclusiones de Dorian y de la factibilidad de llegar a ser aplicable para el caso que nos ocupa, un proyecto de revitalización de la lengua mapuche en Chubut debiera contar por lo menos con tres componentes principales:

    a) Sistematización y teoría, i.e. enseñanza y explicación de la morfología, sintaxis y de la fonología, lo cual es fundamental para conocer como está estructurada y como funciona una lengua y como se articulan sus fonemas correctamente.

    b) Ejercitación, una vez adquiridos los fonemas y estructuras de la lengua, es necesario la práctica de los mismos en situaciones comunicacionales para lograr la fluidez y la competencia comunicativa en la lengua vernácula. En este espacio es beneficioso la presencia de la presencia de bilingües.

    c) Inmersión en la lengua, i.e. llevar al aprendiz a un contexto de contacto directo con la lengua, donde los ancianos la utilicen y enseñen sobre las tradiciones, pautas culturales, etc.,  o a ceremonias, como en el caso de intento de revitalización del Karuk (vide C. Sims 1996) que se desarrolló por iniciativa del mismo grupo étnico, en el norte del estado de California.

6.5    En un proyecto de esta naturaleza es donde el trabajo del lingüista y eventualmente el antropólogo resulta importante, aquí es donde la devolución a la comunidad por parte del lingüista cobra sentido y se convierte muchas veces en el nexo entre los bilingües y las generaciones jóvenes monolingües de la lengua dominante, que por sí mismos no podrían documentar, investigar ni sistematizar la lengua que no hablan. Un proyecto de esta naturaleza resultaría deficiente sin el trabajo mancomunado del lingüista y del vernáculo-hablante, ya que ambos son las dos caras de la misma moneda. Pero el motor principal para recuperar una lengua es la voluntad de la comunidad a partir de la asunción de su propia identidad, pues de otro modo todos los esfuerzos, tecnología, insumos, recursos humanos, eficiencia posible resultarían vanos y no pasarían de actividades culturales en el sentido vulgar de la palabra.



BIBLIOGRAFÍA

Acuña, M. L. & Menegotto, A.:
    1993    El contacto lingüístico español-mapuche en la Argentina en Signo & Seña núm. 6: 235-274, Facultad de Filosofía y Letras, UBA. Buenos Aires.

Censabella, Marisa:
1999    Las lenguas indígenas de la Argentina, Una mirada actual, EUdeBA. Buenos Aires.

Díaz-Fernández, Antonio
    2000      Situación actual de la lengua mapuche  en Chubut en Abrazo Austral, diciembre,  págs. 22-27, Municipalidad de Valdivia. Valdivia
    
    2002 a    Transferencias del español en mapuche-hablantes de la provincia del Chubut en Y. Hipperdinger: Contacto. Aportes al estudio del contacto lingüístico en Argentina, págs. 97-77,  EdiUNS. Bahía Blanca.

    2002 b    La lengua mapuche en Chubut frente a la crisis: lucha por preservar  una identidad, en I Jornadas de Ciencias Sociales: La Crisis (24-26 de octubre de 2002),  organizadas por el Instituto Superior de Formación Docente no. 809. Esquel, Chubut. (inédito).

    MS a    El pueblo mapuche y su lengua hoy.

    MS b    Descripción del mapuzungun hablado en comunidades del departamento Futaleufú, provincia del Chubut: Lago Rosario-Sierra Colorada y Nahuelpán, dos tomos, tesis presentada ante el Departamento de Graduados de la UNS. Bahía Blanca 2003.

Dorian, Nancy C.
    1987    The value of language-maintenance efforts which are unlikely to succeed en International Journal of the Sociology of Language, núm. 68: 57-67, Mouton de Gruyter. Amsterdam

Fernández Garay, Ana:
    1996    Situación de las lenguas indígenas en la provincia del Chubut, Actas de Lengua y Literatura Mapuche VII vol. I: 75-86,  UFRO. Temuco.

Giacalone Ramat, Ana:
    1983    Language shift and language death en International Journal of the Sociology of Language, núm. 17: 495-507, Mouton Publishers. The Hague.

Instituto Autárquico de Colonización Rural:
    s/f    Colonias indígenas creadas por decretos y resoluciones ministeriales nacionales (informe inédito).

Sims, Christine P.
    1996     Community-based efforts to preserve native languages: a descriptive study of the Karuk Tribe of northern California en Teresa McCarty (editor): International Journal of the Sociology of Language, págs. 95-113,  Mouton de Gruyter. Berlin.  

Secretaría de Estado de Gobierno:
    1968    Censo Indígena Nacional, tomo IV, Ministerio del Interior. Buenos Aires.

Universidad Nacional de la Patagonia:
    2001    La lengua es el acceso al interior de una cultura  en Patagonia Universidad núm. 105: 1-3. Comodoro Rivadavia.

    2001    Docentes enseñan la lengua mapuche en un taller barrial en Patagonia Universidad núm. 131: 4. Comodoro Rivadavia.



 
 

 


Regresa a Home Page