SINTAXIS DEL QUICHUA SANTIAGUEÑO
Página 4


COORDINACION

 La coordinación es un proceso por medio del cual dos o más oraciones simples que retienen su carácter de independientes son unidas en una compleja. La coordinación se realiza mediante los siguientes mecanismos:

a) La simple yuxtaposición de los elementos coordinados.
 Como puede observarse, el siguiente ejemplo ilustra un caso de simple yuxtaposición en el que los elementos adjuntos aparecen en secuencia, separados por una breve pausa, sin que medie entre ellos ningún elemento formal conectivo. Las oraciones yuxtapuestas están constituidas por construcciones de similar jerarquía y a la pausa que en el lenguaje hablado las separa, se la representa en el escrito por medio de una coma:

waas arayku , tatayku tarpun
los hijos aramos, nuestro padre siembra

b) Por medio de los coordinadores _wan, _pas  (~_pis ),  _qa .
 Estos coordinadores  tienen la particularidad de aparecer adheridos a cada uno de los elementos adjuntos, aunque opcionalmente puede suprimirse una de sus ocurrencias. Los siguientes ejemplos muestran el uso de estos elementos formales conectivos:
kwentaq kanku atuq_an uturungu_an kwentonta
suelen contar el cuento del zorro y el tigre

matekosido_an  tortilla_an upyas riq kani
suelo tomar mate cocido con tortillas

mamay, tatay, nuqa_pas Santiaguman rerayku
mi madre, mi padre y yo fuimos a Santiago

payqa sumaqta puñora nuqá maa aterani
él durmió lindo pero yo no pude

 El nexo que establece el enclítico _pas no se limita a la mera  coordinación ya que expresa al mismo tiempo relación de inclusividad; _pas  une sujetos de una oración y se usa ligado a cada uno de ellos (eventualmente puede suprimirse alguna de sus ocurrencias). Por su parte,  _wan  coordina  frases nominales y se añade a todos los elementos que son unidos. El sufijo _qa  se añade a los sujetos de las oraciones que une, pero su funcionamiento es a nivel de oración.

c) Con el auxilio de los préstamos del español  y, o, pero, ni.
 Es el mecanismo más frecuente en la variedad santiagueña. Los siguientes ejemplos ilustran estos casos de coordinación:

nuqa rini  i qam suyay     yo voy y tú espera
Pay  o nuqa, aqllay       El o yo, ¡elige!
mana yaqa kitilipiyna  pero kitilipi kan
no es casi como quitilipi pero es quitilipi
mana apini imatapas ni lanar  ni chibas
no tengo nada ni lanar ni chivas



SUBORDINACION

 Una oración subordinada es aquella que depende de otra, llamada principal, a la que modifica. Por lo general, la oración subordinada precede a la principal.
 En el quichua, las cláusulas subordinadas o dependientes siempre se construyen por medio de  nominalizaciones. Mediante el uso de los sufijos _y , _sqa  , _na     y  _q  , se construyen oraciones subordinadas que desempeñan diversos oficios en la oración compleja.  La función de éstas es equivalente al papel desempeñado por los complementos, en relación al nombre o al verbo en la oración simple.
 Hay tres clases de oraciones subordinadas: adjetivas, sustantivas y adverbiales.

ORACIONES SUBORDINADAS ADJETIVAS

 La oraciones subordinadas adjetivas o de relativo, se comportan como un adjetivo que modifica a una frase nominal. Tienen las siguientes propiedades generales:

a) la cláusula subordinada sigue a la frase nominal que modifica (esta FN se denomina núcleo o cabeza de la cláusula relativa);
b) el verbo subordinado es de naturaleza no finita, es decir, no lleva marca de tiempo y se nominaliza mediante alguno de los siguientes sufijos: _q, _sqa , _na ;
c) dichos sufijos establecen una relación temporal respecto del tiempo del verbo principal. De este modo, _q    expresa una acción neutra (según el contexto o el tiempo del verbo principal se podrá interpretar como presente, pasado o futuro), _sqa   establece una relación de acción cumplida y _na  alude a una acción por ejecutarse;
d)  el verbo subordinado lleva marcas de referencia personal, excepto en el caso de que el nominalizador sea _q .

 En términos generales, podría decirse que la referencia temporal involucrada por estos sufijos es la siguiente: _q  implica presente, _sqa  pasado y  _na  futuro.
 

 En el siguiente ejemplo el sujeto de la oración principal rumi 'la piedra' está modificado por la cláusula de relativo  urmananta. La oración subordinada adjetiva aparece nominalizada por _na  porque la acción de la oración principal es futura.

rumi urma_na_n_ta ancha atun kanqa
la piedra que caerá será muy grande

 En este otro ejemplo,  la cláusula subordinada qoasqaykita  aparece nominalizada por medio de _sqa porque la acción de la oración principal es pasado  y modifica al objeto de la oración principal  anillito ‘el anillito'.

anillito qua_sqa_yki_ta  posopi chuqaporayki
el anillito que me diste en el pozo te lo tiré

 De igual modo, en el siguiente ejemplo, la cláusula subordinada munasqaykita  ‘que tú quieras' modifica al objeto  kaballu  ‘el caballo':

apiy  kaballu munasqaykita
toma el caballo que tú quieras

 Adviértase que en el ejemplo precedente la marca de caso sólo está presente en el verbo subordinado, en cambio, en los dos siguientes, la marca de caso está presente tanto en el nombre como en el verbo subordinado:

qari_ta  presisachkani llamka_q_ta
necesito un hombre que trabaje
 uyarisqa   indyada_tá  qaparis  amu_q_ta
oyó a la indiada que venía gritando

 Una subordinada adjetiva también puede modificar a una frase nominal en función de Objeto Indirecto o en función adverbial. A continuación damos un ejemplo donde la cláusula subordinada relativa modifica una FN que tiene función de adverbio.

anchatami manchakorani chá tuta rimachi_sqa_y_ta
tuve miedo esa noche que le hablé

 En el quichua santiagueño una cláusula subordinada relativa puede expresarse también mediante otro procedimiento que tiene las siguientes características:

a) la cláusula subordinada presenta un verbo finito, es decir, sin los sufijos de nominalización;
b) la yuxtaposición de la cláusula subordinada respecto de la principal expresada mediante una pausa.
 De los diversos mecanismos para la formación de cláusulas relativas con verbo finito, que se conocen en otros dialectos, citaremos sólo el de ‘la estrategia pronominal' (cf. Cerrón-Palomino 1987: 314) para el quichua santiagueño.  La ‘estrategia pronominal' es poco utilizada y consiste en la obtención de cláusulas adjetivas mediante el empleo de los pronombres indefinidos pi  ‘quién', mayqan  ‘cuál' y  may +locativo  ‘dónde'. Por ejemplo:

waqyay waynata pi_an rimacherani
llama al joven con quien conversé
mishita qaani mayqan_ta wañucheranku
veo al gato que mataron
qari mayqan_paq llamkanki mana amora
el hombre para el cual trabajas no vino
chaypi  tiyaq  kara ushpa  may_pi  nina ruwaq  kasa karanku
ahí solía haber cenizas en donde solían hacer fuego

 Como se ve, el verbo de la oración subordinada es de naturaleza finita; el núcleo de la cláusula relativa toma el caso que le corresponde en la oración principal (recibe _ta  cuando es OD, _wan  cuando indica compañía ,  _pi  cuando establece una relación espacial, etc.); la cláusula subordinada está separada de la oración principal mediante una pausa.
 

ORACIONES SUBORDINADAS SUSTANTIVAS

 Las oraciones subordinadas sustantivas o complementarias desempeñan el papel de complemento directo del verbo de la oración principal y tienen las mismas propiedades generales que las adjetivas salvo que la oración subordinada lleva la marca de caso _ta . La nominalización se efectúa mediante el mismo conjunto de nominalizadores _q , _sqa , _na  llamados también complementizadores, a los que se agrega el sufijo _y.
  En resumen, las cláusulas subordinadas sustantivas se caracterizan por:
a) el verbo de la subordinada es de naturaleza no finita, es decir, no lleva marca de tiempo y se nominaliza mediante alguno de los siguientes sufijos: _q , _sqa , _na , _y ;
b) la relación temporal respecto del tiempo del verbo principal, viene especificada por los sufijos nominalizadores;
c) a excepción de las nominalizaciones con _y   y _q , el verbo subordinado lleva marcas de referencia personal;
d) la oración subordinada lleva la marca de caso _ta .
 La elección del nominalizador a utilizar se efectúa teniendo en cuenta una serie de factores, siendo los más importantes:  a) la identidad o no de los sujetos de ambas cláusulas, b) el tiempo implicado por el verbo de la oración subordinada, c) la clase semántica a la que pertenece el verbo principal. Hay cuatro tipos de subordinadas sustantivas.

COMPLEMENTARIAS DE INFINITIVO
 Las oraciones subordinadas sustantivas de infinitivo o complementarias de infinitivo se forman por medio del complementizador _y , y se caracterizan por:
a) la identidad de los sujetos de ambas cláusulas;
b) el verbo subordinado no lleva marca de referencia personal;
c) el tiempo implicado por la subordinada infinitiva es el de una acción posterior o subsiguiente respecto del de la acción principal;
d) los verbos que admiten esta complementación son: munay  ‘querer', qallariy  ‘comenzar', atiy  ‘poder', puchukay  ‘acabar', yachay  ‘saber', manchakuy  ‘tener miedo'.
 En los ejemplos siguientes, puede verse que el sujeto de la oración subordinada es el mismo del de la oración superordinada:

dansayta puchukani acabé de bailar 
mikuyta qallarin empezó a comer 
payta qaayta munani quiero verlo
nuqa yupayta yachani yo sé contar

y que la acción expresada por el verbo subordinado, es posterior o subsiguiente a la del verbo principal.
 

COMPLEMENTARIAS AGENTIVAS
 Las oraciones subordinadas sustantivas agentivas o complementarias agentivas se forman empleando el nominalizador agentivo _q    y se caracterizan por:
a) el sujeto es siempre distinto al del verbo principal;
b) el verbo subordinado no lleva marca de referencia personal;
c) la referencia temporal expresada por _q  es el de una acción simultánea  respecto de la acción del verbo principal;
d) el verbo principal pertenece a la categoría de los verbos de naturaleza sensorial (perceptuales), como por ejemplo: qaay   ‘ver' , uyariy   ‘oir' , maskay   ‘buscar', tariy   ‘encontrar', etc.
 Ocasionalmente puede darse  la complementación  con verbos  ajenos a  la clase de los perceptuales.
 Los siguientes son ejemplos de complementarias agentivas:

urqupi suk kancha_q_ta qaarinchis
vimos en el cerro que algo iluminaba
qaan suk suri  formapi saya_q_ta
ve que estaba parado algo en forma de avestruz
de un redepente qaaptiyqa qaani suk  kosas ancha atari_q_ta anaqpi ris
de repente, cuando miré, vi que unas cosas iban levantándose mucho hacia arriba
risqa, risqa  i kancha_q_ta qaasa kara anaqpi
iba, iba y había visto que iluminaba en lo alto
tariyku ñan ukupi borrega chayraq wañuq siriqta
dentro del camino encontramos que yacía recién muerta una borrega
mana aykapas uyarisqanta kara chayna qapariqta
nunca había escuchado que grite así


COMPLEMENTARIAS INDICATIVAS
 La oraciones subordinadas sustantivas indicativas o complementarias indicativas se obtienen mediante la nominalización con _sqa  y _na . Se caracterizan por:
a) los sujetos de ambas cláusulas pueden ser iguales o diferentes;
b) las nominalizaciones de este tipo exigen la marca de referencia personal;
c) el nominalizador _sqa   indica un acción ocurrida con anterioridad o simultaneidad a la del verbo principal; por su parte, _na  indica una acción posterior en conexión con la implicada por el verbo principal;
d) los verbos que aceptan complementación indicativa son, entre otros: yachay  ‘saber', qonqay  ‘olvidar', yuyay ‘recordar' ; cabe señalar que el verbo sensorial uyariy  ‘oír' también admite este tipo de complementación, pero munay  ‘querer', en cambio, la excluye .
 Los siguientes son ejemplos de complementarias indicativas:

yachaspami  amu_sqa_yki_ta  karumanta amorani qaasuq
sabiendo que habías venido, desde lejos vine a verte
yuyankichu qam  ina_a_sqa_yki_ta?
¿recuerdas lo que me hiciste?
madruga_sqa_n_ta  niq  kanku  Dios yanapa_sqa_n_ta
suelen decir que al que madruga Dios lo ayuda
nisa kanku suk  byeha wañu_sqa_n_ta
habían dicho que una vieja había muerto


ORACIONES COMPLEMENTARIAS SUBJUNTIVAS
 Las oraciones complementarias subjuntivas se obtienen mediante la nominalización con _na  y llevan la marca de caso _ta . Se caracterizan por:
a) presentar sujetos diferentes;
b) llevar la marca de caso _ta   y requerir marca de referencia de persona;
c) usar el complementizador  _na ,  que expresa  la idea de una acción futura respecto de la del verbo principal.;
d) formarse con verbos tales como munay ‘querer', mañay  ‘pedir', kreey  ‘creer', suyay  ‘esperar', gustay  ‘gustar', etc.

 Es importante señalar que en el quichua santiagueño se produce un fenómeno de modificación de la marca personal correspondiente a la 3ª persona del plural que de _nku   pasa a _nkuna . Este cambio solamente se produce en las oraciones subordinadas ya que no se manifiesta en las relaciones de posesión en las cuales se mantiene la forma _nku . Por ejemplo:

payqa  kuti_na_y_ta  mañaara     ella me pidió que me quede
ruway amu_na_n_ta     haz que él venga
nuqayku mañayku bolyaku_na_n_ta
nosotros pedimos que él vuelva
astaan llamka_na_nta  mañapuq  rini
voy a pedirle que trabaje más
mana atiptiyké tataykita mañay yanapasu_na_n_ta
si no puedes, pídele a tu padre que te ayude
kunan tuta suyani wasiyman  amu_na_yki_ta  nuqaan mikuq
espero que vengas esta noche a casa a comer conmigo
pitaqina chukchaykit rutu_su_na_y_ta gustasun?
¿como quién te gustaría que te corte el cabello?

 En el quichua santiagueño no hemos encontrado casos de subordinación sin nominalización exceptuando el caso del verbo  niy     ‘decir'.  Cabe mencionar que en otros dialectos  las subordinaciones con el  verbo  niy    no se nominalizan y corresponden a las citas directas del tipo:  mana qullqiyuq kani, niara  ‘me dijo que no tenía dinero'. Sin embargo, en el quichua santiagueño encontramos casos como los siguientes:

ri_na_n_ta niporani      le dije que se marche
tatayta nipuy saqi_a_na_n_ta riyta
dile a mi padre que me deje ir

.
 
 
 

 (Sigue en Página 5 )

Home Page           Página 1       Página 2       Página 3        Página 4       Página 5


Copyright by Jorge Alderetes 1997                                                          e-mail:  yanasu@arnet.com.ar
 Dirección Nacional del Derecho de Autor Registro Nº321854
Ultima Actualización:  Noviembre 2002